Trastorno depresivo inducido por sustancias o medicación 

 

 

El trastorno depresivo inducido por sustancias o medicación se caracteriza por la presencia de síntomas depresivos (asociados con la ingesta - inyección o inhalación de una sustancia, como por ejemplo drogas, medicación psicotrópica u otra medicación) y una marcada disminución del placer o interés en todas o casi todas las actividades. Además, los síntomas depresivos persisten más allá de la duración prevista de los efectos fisiológicos de la sustancia o la intoxicación.

 

El trastorno depresivo asociado al consumo, la intoxicación o la abstinencia de una sustancia debe causar un malestar clínicamente significativo o un deterioro social, laboral o de otras áreas importantes del funcionamiento de la persona para reunir las condiciones para este diagnóstico.

 

 

El trastorno depresivo se debe haber desarrollado durante el consumo de una sustancia capaz de producir un trastorno depresivo o dentro del mes posterior al mismo conforme a los datos de la historia clínica, la exploración física o los análisis de laboratorio.

 

Además, el diagnóstico no se debe explicar mejor por un trastorno depresivo independiente. Prueba la presencia de un trastorno depresivo independiente es que el trastorno depresivo haya precedido al comienzo del consumo o de la abstinencia de la sustancia, que el trastorno depresivo persista más allá de un período sustancial de tiempo tras el cese del uso de la sustancia, y los demás datos que sugieran la existencia de un trastorno depresivo independiente no inducido por sustancias/medicamentos. Tampoco se debe hacer este diagnóstico cuando los síntomas aparezcan exclusivamente durante el curso de un delirium.

 

Este trastorno puede especificarse en base a nueve sustancias:

 

  • Alcohol
  • Fenciclidina
  • Otro alucinógeno
  • Inhalante
  • Opiáceo
  • Sedante, hipnótico o ansiolítico
  • Anfetamina (u otro estimulante)
  • Cocaína
  • Otra sustancia (o sustancia desconocida)

 

 

 

 

En algunos casos, un trastorno establecido previamente (p. ej., un trastorno depresivo mayor recurrente) puede recurrir casualmente mientras el paciente está tomando un medicamento que tiene la capacidad de causar síntomas depresivos (p. ej., la L-dopa, los anticonceptivos orales). 

 

Muy a menudo, el trastorno depresivo se inicia en las primeras semanas o el mes de consumo de la sustancia. Una vez que se interrumpe la sustancia, los síntomas depresivos suelen remitir en días o semanas, dependiendo de la vida media de la sustancia/medicamento y de la presencia de un síndrome de abstinencia. Si los síntomas persisten 4 semanas más del curso esperado para la abstinencia de un sustancia/medicamento en particular, se deberían considerar otras causas para los síntomas depresivos.

 

 

Diagnóstico diferencial y comorbilidad

 

 

El trastorno depresivo inducido por sustancias o medicamentos puede confundirse con otros trastornos, como son:

 

  • Trastorno depresivo primario: un trastorno depresivo inducido por una sustancia/medicación se distingue de un trastorno depresivo primario (trastorno depresivo mayor, distimia, etc.) cuando se juzga que existe una sustancia que está relacionada etiológicamente con los síntomas
  • Trastorno depresivo debido a otra afección médica: como los pacientes con otras afecciones médicas a menudo toman medicamentos para esas afecciones, el clínico debe considerar la posibilidad de que los síntomas afectivos estén causados por las consecuencias fisiológicas de la afección médica más que por la medicación, en cuyo caso se diagnosticaría un trastorno depresivo debido a otra afección médica
  • Intoxicación y abstinencia de sustancias: los síntomas depresivos aparecen con frecuencia en la intoxicación y en la abstinencia por sustancias, y normalmente es suficiente un diagnóstico de intoxicación o de abstinencia por una sustancia específica para categorizar la presentación de los síntomas. 

 

Los pacientes con trastorno depresivo inducido por sustancias/medicamentos tienen mayores tasas de comorbilidad con cualquier trastorno mental. Este trastorno está asociado a otros trastorno mentales como:

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar