Trastornos adictivos y relacionados con sustancias

 

 

En los trastornos adictivos y los relacionados con sustancias (abstinencia, intoxicación u otros trastornos mentales) la característica esencial es la asociación de síntomas cognitivos (creencias sobre el consumo, pensamientos intermitentes sobre el consumo, etc.), comportamentales y fisiológicos que indican que la persona continúa consumiendo la sustancia a pesar de los problemas significativos relacionados con dicha sustancia.

 

Estos trastornos se basan en un patrón patológico de comportamientos relacionados con el consumo de sustancias.

 

 

Actualmente, la OMS (Organización Mundial de la Salud) considera que el diagnóstico de dependencia o adicción a una droga sólo puede realizarse si durante algún momento de los últimos 12 meses se han cumplido tres o más de los siguientes criterios:

 

  1. Deseo intenso o vivencia de una compulsión a consumir la sustancia.
  2. Disminución de la capacidad para controlar el consumo de la sustancia, hallándose la dificultad unas veces en controlar el comienzo del consumo y otras veces en controlar la cantidad consumida.
  3. Síntomas somáticos de mi síndrome de abstinencia cuando el consumo de la sustancia se reduce o cesa.
  4. Tolerancia, de tal manera que se requiere de un aumento progresivo de la dosis de la sustancia para conseguir los mismos efectos que originariamente producían dosis más bajas.
  5. Abandono progresivo de otras fuentes de placer o diversiones, a causa del consumo de la sustancia, aumento del tiempo necesario para obtener o ingerir la sustancia o para recuperarse de sus efectos.
  6. Persistencia en el consumo de la sustancia a pesar de sus evidentes consecuencias perjudiciales de salud física, salud mental, deterioro cognitivo. etc.

 

 

¿Qué tipos de adicción existen?

 

 

Los trastornos adictivos y los relacionados con sustancias (abstinencia, intoxicación u otros trastornos mentales) se dividen en:

 

 

 

Se han descrito otros patrones de comportamiento excesivos sin sustancia, como el juego en internet, pero la investigación acerca de éste y otros síndromes comportamentales aún tiene un amplio campo por investigar. Sin embargo, hay quien considera o denomina esta clase de conductas anormales o patológicas con el término de "adicciones comportamentales". Dentro de esta categoría se encontraría:

 

  • El juego patológico
  • La adicción al trabajo
  • La adicción al sexo
  • La adicción al ejercicio
  • La adicción a las compras
  • La adicción al móvil
  • Y la adicción a internet y a nuevas tecnologías.

 

 

¿Qué son los trastornos inducidos o relacionados con sustancias?

 

 

Los trastornos inducidos por sustancias o relacionados con sustancias son aquellos trastornos, cambios o problemas que generan el consumo de una sustancia. Entre estos posibles trastornos inducidos por sustancias tenemos lo siguientes:

 

 

 

¿Cómo 'funcionan' las adicciones?

 

 

Todas las drogas que se consumen en exceso producen una activación directa general del sistema de recompensa cerebral, que está implicado en el refuerzo comportamental (es decir, en que la persona siga consumiendo) y en la producción de recuerdos. Esta activación del sistema de recompensa es tan intensa que incluso se descuidan las actividades normales, como la ingesta de comida u otros hábitos de autocuidado. Es como si, dijéramoslo así, el cerebro se acostumbrara a experimentar grandes dosis de placer... ¿Qué sucede si una persona comienza a depender de la sustancia?

 

En vez de obtener dicha estimulación a través de comportamientos adaptativos (como hacer deporte, relacionarse con amigos, etc.), las drogas de abuso activan directamente las vías de recompensa. Los mecanismos farmacológicos por los que cada clase de droga produce la recompensa son diferentes, aunque generalmente las drogas activan el sistema y producen sentimientos de placer, denominados frecuentemente "subidón". El deterioro debido al uso de estas sustancias y la posterior dependencia comienzan a producir una dificultad para experimentar placer con otras actividades (que más tarde se abandonan), generando un círculo vicioso: sólo obtengo placer con la sustancia - otras actividades ya no me son gratificantes - "tiro" de la sustancia.

 

 

El paso del uso a la dependencia de una sustancia es un proceso que cuenta con 
diferentes etapas. Para Becoña (2002) éstas son:

 

  1. Previa o de predisposición: donde se contemplan diferentes factores de riesgo y protección biológicos, psicológicos y sociales frente al consumo de drogas.
  2. Conocimiento: primer acercamiento y conocimiento, en primera o segunda persona, de la sustancia y sus efectos. Esta fase está muy ligada a la disponibilidad de la sustancia en el entorno del sujeto.
  3. Experimentación e inicio al consumo: esta etapa puede darse o mantenerse en la anterior sin consumir más allá del primer contacto. Aquí juegan un papel importante los diferentes factores de riesgo y protección en el consumo de drogas, sobre todo en la etapa de la adolescencia e inicio de la edad adulta, edades en las que suele comenzar el consumo
  4. Consolidación: se pasa del uso al abuso y a la posterior dependencia. En esta fase puede darse un aumento del consumo de la misma sustancia o el paso al consumo de sustancias más peligrosas.
  5. Abandono o mantenimiento: requiere el reconocimiento por parte del individuo de que las consecuencias negativas del consumo superan a las positivas. Es en este punto donde los tratamientos juegan un papel fundamental en el mantenimiento de la abstinencia.
  6. Posible recaída: en el proceso de abandono no debemos olvidar que existe el riesgo de que la persona que ha sido dependiente vuelva a consumir. Esto es habitual y deberemos contemplarlo como una etapa más en el proceso de abandono. Muchos profesionales plantean que tales recaídas son inevitables y que las intervenciones deben centrarse en que estas recaídas estén cada vez más alejadas en el tiempo, siendo los periodos de abstinencia más prolongados.

 

 

Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar