Eyaculación retardada

 

 

La característica distintiva de la eyaculación retardada es el retraso marcado o la incapacidad para alcanzar la eyaculación, aún cuando se produce una erección completa y suficiente excitación y estimulación sexual. El individuo refiere una dificultad o incapacidad para eyacular a pesar de la presencia de estimulación sexual adecuada y de deseo de eyacular, durante la actividad sexual con su pareja. 

 

Las dificultades para eyacular pueden contribuir a las dificultades para concebir, lo que con frecuencia genera conflictos en la relación de pareja y es por este motivo que el retardo en la eyaculación a menudo se asocia a un sufrimiento psicológico importante en uno o ambos miembros de la pareja.

 

 

Tipos de eyaculación retardada

 

 

Entre los tipos de eyaculación retardada se diferencian cuatro: la eyaculación retardada primaria, la eyaculación retardada secudaria, la eyaculación retardada generalizada, la eyaculación retardada situacional.

 

 

 

 

La eyaculación retardada o con retardo hace referencia a la dificultad o impedimento para alcanzar el orgasmo y eyacular, habiendo un amplio espectro que va desde la cierta dificultad puntual hasta la incapacidad total de alcanzarlo. En este lado del espectro se hallan las situaciones más graves, es decir, aquellos hombres que nunca han llegado al orgasmo.

 

La experiencia concreta vivida por hombres afectados por esta dificultad consiste en que llegado el momento en que se desea la aparición de la eyaculación (o el orgasmo), no ocurre si no es a base de un esfuerzo añadido que consiste en un incremento de estimulación, bien física, bien fantaseada.

 

La experiencia de las personas que padecen esta dificultad consiste en que, teniendo un alto nivel de deseo y estando altamente excitados, no son capaces de superar el umbral del orgasmo.

 

 

¿Por qué se produce la eyaculación retardada o aneyaculación?

 

 

Las causas que producen esta disfunción del orgasmo es multifactorial. Entre las causas orgánicas (o biológicas) están:

 

  • Las condiciones que deprimen el nivel de andrógenos
  • La diabetes no diagnosticada o la esclerosis múltiple
  • La cirugía de las vías urinarias
  • El uso y abuso de drogas o medicaciones (antidepresivos, ansiolíticos, antihipertensivos) que alteran el mecanismo adrenérgico del sistema nervioso simpático

 

Un segundo grupo de causas son los llamados factores psicológicos. Son los siguientes:

 

  • La ansiedad producida por creencias o ideas negativas sobre la sexualidad ("hay que durar mucho para dar placer") y las actitudes fuertemente erotofóbicas
  • Los hábitos de masturbación inadecuados como, por ejemplo, el empleo de una fuerte presión sobre el pene.
  • Las expectativas irreales sobre el propio funcionamiento o la autoexigencia excesiva entorno al rendimiento (ansiedad de ejecución, miedo al fracaso)
  • Asumir un rol de observador o espectador sobre la propia respuesta sexual (evaluando la erección, controlando la eyaculación, etc.)
  • El estres prolongado y crónico
  • El temor al embarazo o a fecundar a la pareja
  • La falta de erotismo durante la relación sexual
  • El rechazo del compromiso
  • Los conflictos de pareja

 

 

Tratamiento de la eyaculación retardada o aneyaculación

 

 

El tratamiento de la eyaculación retardada engloba un cojunto de técnicas como:

 

  • La psicoeducación sexual: con el propósito de eliminar miedos y desmitificar prejuicios
  • Ejercicios de terapia sexual para reducir y eliminar la ansiedad asociada al encuentro sexual, así como el abandono a las sensaciones
  • El aprendizaje del reflejo eyaculatorio
  • El cultivo de fantasías o los juegos eroticos en la relación de pareja
  • La terapia de pareja

 

 

Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar