Eyaculación precoz

 

La disfunción sexual masculina más frecuente es la eyaculación precoz (Hellstrom y colaboradores, 2006). La eyaculación precoz (EP) consiste en un patrón de eyaculaciones rápidas (menos de dos minutos) combinadas con la incapacidad del hombre para controlar consistentemente su satisfacción o la de su pareja cuando él tiene un orgasmo.

 

Diversos autores han indicado que el orgasmo prematuro puede producirse a partir de niveles altos de ansiedad (Kaplan, 1974; Masters y Johnson, 1970; Williams, 1984; Zilbergeld, 1992). Los niveles altos de ansiedad provocan distracción durante el acto sexual a través de pensamientos relacionados con el rendimiento o la adecuación. Estas distracciones, que pueden ser el efecto de la ansiedad, impiden tomar conciencia de las sensaciones que indican la proximidad del umbral del orgasmo impidiendo el control sobre el mismo. Es por esta razón que la ansiedad es un elemento central en el tratamiento de la EP. El tratamiento se focaliza en la ansiedad ya que es la base que sostiene la disfunción.

 

 

Tipos de EP

 

 

Muchos varones con eyaculación prematura (precoz) se quejan de falta de control sobre la eyaculación y refieren aprensión al anticipar su incapacidad para retrasar la eyaculación en los encuentros sexuales futuros. La clasificación actual de la EP resume en tres tipologías diferentes:

 

 

  • EP Primaria: cuando el paciente reconoce dificultades en el control eyaculatorio desde el inicio de su vida sexual.
  • EP Secundaria: cuando el paciente reconoce dificultades en el control eyaculatorio a partir de una etapa o momento en el que aparece el problema.
  • EP Anteportas: cuando el paciente eyacula previo a la penetración vaginal. Es la forma más severa de presentación de la EP.

 

 

¿Por qué se produce la eyaculación prematura o precoz?

Como la inmensa mayoría de las disfunciones sexuales, la EP tiene una etiología o causa multifactorial. Es decir, podemos resumir en dos grupos los factores que generan eyaculación prematura: los factores psicológicos y los factores biológicos u orgánicos (enfermedades, sustancias y drogas, lesiones, etc.)

 

Algunos de los factores psicológicos que predisponen a la eyaculación precoz son:

 

  • La ansiedad ante el coito
  • La presencia de trastornos de ansiedad
  • La inseguridad y los conflictos de pareja
  • Los trastornos depresivos
  • El estrés sostenido en el tiempo
  • La falta de educación sexual o una educación represora de la sexualidad
  • La intensidad elevada de la excitación
  • Las experiencias sexuales bajo tensión
  • Experimentar presión y ansiedad por rendir para dar placer a la pareja
  • Concepción negativa del sexo (como algo pecaminoso, sucio o como un disvalor)
  • Aprendizaje de una respuesta sexual "rápida" frente a la masturbación

 

 

La EP primaria y secundaria puede ser causada por motivos orgánicos y/o neurobiológicos:

 

  • Hipersensibilidad del glande del pene
  • Hiperexcitabilidad del reflejo eyaculatorio
  • Mayor representación cortical de nervios pudendos
  • Alteraciones en neurotransmisores centrales serotoninérgicos
  • Disfunción eréctil
  • Prostatitis
  • Varicocele
  • Distiroidismo
  • Efectos del consumo de fármacos que aumentan la estimulación sexual

 

 

Tratamiento de la EP

Técnica conductual del apretón 

 

El tratamiento de la eyaculación prematura engloba un conjunto de técnicas orientadas a conseguir los siguientes objetivos:

 

  1. Disminuir la ansiedad sexual o asociada al encuentro sexual
  2. Aumentar la confianza del paciente
  3. Mejorar la comunicación en la pareja
  4. Resolver los conflictos de pareja
  5. Aumentar la satisfacción sexual de ambos miembros

 

Para ello, se emplean técnicas que practica el paciente de forma individual y, otro conjunto de técnicas, en pareja. Es fundamental para el tratamiento incluir a la pareja, aunque con frecuencia el paciente no no quiere por miedo o vergüenza; también es común que sea la pareja quién no quiera participar y lo culpabilice del trastorno. 

 

Entre las técnicas empleadas para tratar la eyaculación prematura están:

 

  • Psicoeducación sexual sobre el reflejo eyaculatorio para derribar falsos mitos y creencias que mantienen el problema
  • Técnica de parada y arranque (individual, en seco y en húmedo; en pareja, en seco y en húmedo)
  • Técnica conductual del apretón 
  • Terapia cognitivo conductual para el manejo de la ansiedad anticipatoria y el temor al desempeño sexual frente a la mujer
  • Técnica de aclimatación al coito
  • Ejercicios de terapia de pareja para mejorar la comunicación, así como ejercicios de focalización sensorial
  • Entrenamiento en relajación fisiológica
  • Aprendizaje del control del músculo pubocoxígeo (técnica de Kegel)
  • Autosensibilización corporal

 

 

 

 

Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar