Disfunciones sexuales

 

 

Las disfunciones sexuales son todos aquellos trastornos que afectan a la respuesta sexual (en cualquiera de sus fases – deseo, excitación, orgasmo, resolución) de la persona generando una intensa angustia, ya sea por que dificultan la respuesta satisfactoria o bien porque la impiden

 

 

¿Qué disfunciones sexuales existen?

 

 

Dentro de cada una de las disfunciones sexuales podemos encontrar disfunciones específicas clasificadas en función de la fase de la respuesta sexual en que se producen. Son las siguientes:

 

 

 

Aunque la respuesta sexual tiene requisitos biológicos de base, habitualmente se experimenta en un contexto intrapersonal y cultural. Así pues, la función sexual supone una compleja interacción entre factores biológicos, socioculturales y psicológicos. Sin embargo, el diagnóstico de disfunción sexual requiere descartar problemas que se expliquen mejor por un trastorno mental no sexual, por los efectos de una sustancia (p. ej., una droga o medicamento), por una afección médica (p. ej., una lesión de nervios pélvicos) o por un conflicto importante en la relación, la violencia de pareja u otros factores de estrés. 

 

 

¿Por qué se producen las disfunciones sexuales?

 

 

Toda disfunción sexual puede catalogarse y explicar su origen dentro de los siguientes factores etiológicos (causas)

 

  • Errores de aprendizaje: 
    • La educación sexual recibida está íntimamente relacionada con la posibilidad, mayor o menor, de desarrollar alguna dificultad sexual de intensidad variable.
    • Además, la falta de información real, científica y saludable, es otro de los motivos del origen de las disfunciones.
    • Dentro de las dificultades relacionadas con el mal aprendizaje encontramos el concepto de disvalor. Consistente en una concepción de la sexualidad sin valor, neutra, ni positiva ni negativa, sino que resulta básicamente indiferente.
  • Factores de ansiedad: 
    • No es tanto la existencia de mitos, prejuicios o tabús, sino el rechazo en alguna manera que estos provocan. A estos elementos los denominamos "leones de la sexualidad", hablamos de ellos para denominar a estos elementos que frenan, limitan o evitan la vivencia de la sexualidad por ser considerados peligrosos o capaces de provocar dolor, malestar, etc.
    • Algunos de estos leones pueden ser: el estigma de la puta, el miedo al descontrol, el miedo al vicio o a la sexualidad incontrolada y adictiva, al fallo erectivo, al dolor, a la vajina "dentada", al abandono, miedo al compromiso, a no llegar al orgasmo o miedo al propio orgasmo por considerarlo de alguna forma peligroso o negativo.

  • Causas biológicas o psicológicas: 
    • Puesto que la respuesta sexual es un proceso psicosomático, lo normal en la etiología de las disfunciones sexuales es que estén implicados tanto factores psicológicos como somáticos. Aunque en algunos casos es posible identificar inequívocamente una etiología psicógena u orgánica, lo más frecuente, en especial en problemas como las dificultades en la erección o la dispareunia, es que resulte difícil estar seguro de la importancia de unos y otros (siendo una combinación).
  • Y los conflictos de pareja.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar