Cómo afrontar una ruptura de pareja

 

 

Una ruptura de pareja es uno de los eventos más estresantes de nuestra vida y supone muchas veces un antes y un después. Dicho esto, es normal que nos cueste superar una ruptura de pareja y dependerá del modo en que se ha producido la ruptura, de los recursos personales y de las estrategias de afrontamiento que pongamos en marcha frente a estas crisis.

 

 

Uno de los factores a tener en cuenta es que no todas las rupturas son iguales. Aquellas rupturas en las que existe un acuerdo mutuo el proceso el duelo suele ser más sano y menos doloroso, entre otros motivos porque habitualmente no es inesperado y porque existe consenso en la solución a los problemas. Sin embargo, cuando no existe acuerdo el proceso duelo suele ser más intenso. En cualquiera de los casos, sea porque nos dejan o bien porque dejamos nosotros una relación, el dolor para ambos será distinto pero no podemos afirmar que uno vaya a sufrir más o menos que el otro.

 

 

Como titulaba uno de sus libros el psicólogo Aaron Beck “con el amor no basta”, y, a veces, por mucho que sigamos queriendo a alguien nos encontramos con que no podemos o no queremos seguir afrontando según que problemas. 

 

 

Qué es recomendable evitar

 

Muchas personas cuentan en consulta como, a raíz de la ruptura, continúan haciendo ciertas conductas que les atormentan y entristecen, enfadan o generan miedos. A modo de síntesis, podríamos decir que es recomendable evitar hacer lo siguiente:

 

  • Prescinde de mirar sus redes sociales, en especial al principio de la ruptura.
  • Evita repasar reiteradamente las últimas conversaciones (reales, de whatsapp u otras redes sociales) que tuviste con la persona. Y en caso de que lo sigas haciendo, plantéate con qué finalidad lo estás haciendo.
  • Sí lo necesitas evita el contacto con tu ex pareja. Respeta tus necesidades.
  • Intenta no rumiar o dar vueltas a los mejores momentos que viviste con la persona.
  • Analiza en qué te equivocaste, te hiciste o hiciste daño, con una mirada comprensiva, no enjuiciadora y empática hacía ti mismo/a. Esto te permitirá aprender de tu propio malestar y no reabrir viejas heridas en el futuro.
  • No aspires a no experimentar ningún malestar o recordar a la persona: aunque es necesario que te cuides también lo es que te permitas experimentar emociones que no son agradables.

 

 

Cómo superar una ruptura 

 

Pasar por una ruptura no suele ser tarea fácil. Como te comentaba antes existen algunos recursos y estrategias que te pueden ser de utilidad para afrontar el malestar, y siempre y cuando no ambicionemos objetivos poco realistas como no sufrir o no recordar ciertos momentos de la relación o a la otra persona, podemos concluir que hay una serie de tips que nos ayudarán tras la ruptura. 

 


Estas recomendaciones son:

 

  • Crea nuevos hábitos o recupera los que tenías antes de la relación: buscar nuevos hábitos te ayudará a centrar tu atención sobre actividades agradables y a mantener tu individualidad. También puede ayudarte a gestionar los sentimientos de soledad, descubrir nuevos hobbies o conocer a otras personas.
  • No tengas prisa por comenzar nuevas relaciones de pareja: es importante que te permitas comprender qué ha sucedido en tu relación, así como también darte espacios para sentir lo que necesites, de modo que si lo necesitas llora y apóyate en otras personas de confianza. Ten en cuenta que no cerrar adecuadamente las relaciones puede hacerte mucho daño y hacérselo a tu nueva relación. 
  • Establece nuevas relaciones sociales o cuida de tener tiempo para las que ya tenías: el apoyo social puede ser uno de los elementos más importantes a la hora de superar una ruptura. No sólo porque los demás puedan servirnos como sostén emocional, sino porque además nos ayudarán a no estar continuamente centrados en el pasado o en nuestro sufrimiento. 
  • Analiza qué ventajas te ofrece este tiempo contigo mismo/a: observa y examina qué actividades puedes realizar ahora no te encuentras dentro de la relación. 
  • Practica alguna actividad deportiva: seguramente encuentres de suma utilidad practicar un deporte o fijar nuevos objetivos. Está empíricamente demostrado que la actividad deportiva es un potente antidepresivo.
  • Si necesitas apoyo, pídelo: bien sea escribiendo o llamando a tus amigos o apoyándote en tus familiares. Si observas que realizando todos estos tips te cuesta gestionar cómo te sientes puedes plantearte acudir a terapia.
  • Date tiempo: aunque el tiempo en sí mismo no soluciona los problemas, es cierto que te ayudará a tomar perspectivas sobre ellos y, por otro lado, te permitirá ir realizando todo lo que te he comentado en este artículo. También es importante que no te presiones en cuanto al tiempo que necesitas para superar una ruptura, para algunas personas puede durar el doble que para otras (y esto depende de multitud de factores, no a que seas más débil o estés manejando necesariamente el duelo de una forma disfuncional).
  • Recuerda que no necesariamente tienes que estar en pareja para ser feliz o estar satisfecho/a contigo mismo.    

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar