El proceso de psicoterapia

 

El proceso de psicoterapia se basa en forjar vínculos de confianza entre el paciente (o pacientes, en el caso de la terapia de pareja) y el terapeuta, a través de un proceso constituido por tres bloques

 

  • La evaluación: es el primer bloque del proceso y, según algunos investigadores y psicólogos reconocidos, la parte más importante del proceso terapéutico. Sin una exhaustiva evaluación, psicólogo y paciente están destinados a realizar un proceso más duradero, plagado de errores y que no atiende a todas las demanas ni problemas que padece la persona. Este bloque puede durar varias sesiones, dependiendo de la complejidad del problema, de la cantidad de objetivos, de la capacidad del paciente para asimilar, explicar y afontar algunos problemas, etc. Se recogen también las expectativas del paciente respecto a la psicoterapia. 

 

 

  • La devolución: implica devolver la información que ha presentado la persona sobre su problema o problemas. Tras plantear hipótesis sobre las posibles causas del problema, se define la orientación a dar al tratamiento y cuáles van a ser sus componentes. 
  • El tratamiento: el tipo de situación que necesite evocar y afrontar el paciente y sus características personales determinarán la modalidad terapéutica que le será aplicada. El fin es adaptar al paciente (y no al revés) la forma en que se afrontarán sus problemas.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar