Título

 

 

Las parasomnias, o trastornos de la conducta en el sueño, son comportamientos o fenómenos anormales que aparecen en el sueño. Las parasomnias suelen ocurrir en las transiciones entre unas fases y otras, por lo que tienden a clasificarse según se presenten predominantemente al despertar, al entrar en sueño o durante la fase REM

 

Las parasomnias son eventos involuntarios, anormales y molestos, que ocurren durante el sueño. Según la fase de sueño en la que aparezcan se dividen en:

 

  • Trastornos del despertar: se caracterizan por aparecer un sueño lento y llevar a un despertar parcial o a comportamientos de vigilia sin acompañarse de conciencia plena. Dentro estos se incluyen:
    • Los despertares confusionales
    • El sonambulismo
    • Los terrores nocturnos
    • Y el trastorno de la alimentación relacionada con el sueño
  • Trastornos de la transición vigilia-sueño: comprenden las parasomnias que aparecen en el periodo de transición de la vigilia al sueño, pero también, en la transición del sueño a la vigilia y, más raramente, en la transición de una fase de sueño a otra. Se incluyen en esta categoría:
    • El calambre nocturno
    • El somniloquio
    • Y el movimiento periódico rítmico
  • Trastornos de la transición o de la fase REM: como son los siguientes:
    • Trastornos de la conducta del sueño REM: se caracteriza por el aumento de movimiento, tono muscular y vocalizaciones en sueño REM, habitualmente provocando un comportamiento involuntario anormal (pegar, patalear, caminar, moverse en la cama), incluso con cierta agresividad y violencia hasta producir lesiones o autolesiones, con una duración breve o de varios minutos.
    • Parálisis del sueño: es la aparición de periodos de parálisis con incapacidad para moverse voluntariamente en las fases de adormecimiento, forma predormicional o hipnagógica, o al despertar, posdormicional o hipnopómpica, respetando los músculos respiratorios y oculares y la sensibilidad, con una duración de uno a varios minutos.
    • Pesadillas: sueños largos, complicados, elaborados, con aumento progresivo de sensación de terror, ansiedad o miedo, habitualmente en fase REM, no siempre conducentes a un despertar pero sí acompañándose al menos de un recuerdo tardío de sufrimiento durante el sueño.
  • Y otras parasomnias: como por ejemplo el bruxismo mandibular y la enuresis, la distonía paroxística nocturna, el mioclonus neonatal benigno del sueño y la apnea del sueño del lactante, la hiperhidrosis nocturna, las alucinaciones hipnagógicas terroríficas y el laringoespasmo nocturno.

 

 

Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar