Trastornos parafílicos

 

 

El término parafilia denota cualquier interés sexual intenso y persistente distinto del interés sexual por la estimulación genital o las caricias preliminares dentro de relaciones humanas consentidas y con parejas físicamente maduras y fenotípicamente normales o habituales.

 

Por ello, se podría precisar que para considerar una fantasía o un comportamiento parafílico habría que tener en cuenta el grado en el que interfiere en la persona que lo padece y si le impide establecer relaciones sexuales satisfactorias. Esta idea queda reforzada si tenemos en cuenta que se ha comprobado que la mayoría de las fantasías que estimulan a las personas con parafilias son también fantasías en el repertorio de cualquier persona de conducta sexual normal. 

 
Un trastorno parafílico, sin embargo, es una parafilia que causa malestar o deterioro en el individuo o una parafilia cuya satisfacción conlleva un perjuicio personal o riesgo de daño a terceros.

 

Entre los trastornos parafílicos, el DSM-V considera los siguientes:

 

  • Trastorno de voyeurismo (espiar las actividades privadas de terceras personas)
  • Trastorno de exhibicionismo (enseñar los genitales)
  • Trastorno de frotteurismo (tocamientos o fricción contra una persona sin su consentimiento)
  • Trastorno de masoquismo sexual (someterse a humillación, ataduras o sufrimiento)
  • Trastorno de sadismo sexual (infligir humillación, ataduras o sufrimiento)
  • Trastorno de pedofilia (fijación sexual en los niños)
  • Trastorno de fetichismo (el uso de objetos inanimados o un gran interés centrado en partes del cuerpo distintas de los genitales) y trastorno de travestismo (travestirse para excitarse sexualmente)

 

 

 

 

El orden de presentación de los trastornos parafílicos incluidos corresponde generalmente a los esquemas de clasificación habituales de estas afecciones.

 

  • El primer grupo de trastornos está basado en las preferencias de actividad anómalas. Estos trastornos se subdividen en:
    • Trastornos del cortejo, que presentan componentes distorsionados del comportamiento humano en el cortejo (trastorno de voyeurismo, trastorno de exhibicionismo y trastorno de frotteurismo)
    • Trastornos algolágnicos, que implican dolor y sufrimiento (trastorno de masoquismo sexual y trastorno de sadismo sexual).
  • El segundo grupo de trastornos está basado en preferencias de objetivo anómalas.
    • Esos trastornos incluyen uno orientado a otras personas (trastorno pedofílico)
    • y dos orientados a otros campos (trastorno de fetichismo y trastorno de travestismo).

 

 

Conceptos en psicología

¿Quieres aprender más sobre psicología? Accede al siguiente enlace...

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar