Psicopatología y salud mental

 

 

Etimológicamente, el término Psicopatología hace referencia a psique que sufre o que está enferma. La Psicopatología comparte con otras ciencias su interés por comprender la conducta humana, la naturaleza y las causas de la conducta anormal o psicopatológica.


La psicología aplica los conocimientos del proceso mental a la comprensión de la psicopatología, de la que se derivan disciplinas tales como la psicoterapia. Sin embargo, la psiquiatría se interesa particularmente en la psicopatología descriptiva, que se ocupa de la descripción de los síntomas y síndromes que llegan a configurarse en una enfermedad o trastorno mental. Esto sirve tanto para el diagnóstico de pacientes individuales o para la creación de sistemas diagnósticos o nosológicos. 

 

Este último es el caso de la sección F de la clasificación CIE (Clasificación Internacional de Enfermedades) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o el del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM I, II, III, IV y V). 

 

Este manual es una especie de vademecum de trastornos mentales y sintomatología, en la que se incluyen descripciones, síntomas y criterios para diagnosticar enfermedades mentales. Actualmente, es el sistema de clasificación más aceptado por la comunidad científica, revisándose de forma periódica desde su primera publicación en 1952. 

 

¿Qué distingue lo normal de lo anormal?

 

 

Se emplean cinco criterios a la hora de determinar la existencia de una enfermedad o patología mental. Estos son:

 

  1. El sufrimiento personal
  2. La falta de adaptación
  3. La irracionalidad e incomprensibilidad
  4. El malestar en el observador o persona ajena
  5. Y la violación de códigos ideales y morales

 

El sufrimiento personal es uno de los criterios establecidos por la OMS dado que el padecimiento de una enfermedad, muy generalmente, va ligado a un sufrimiento o queja personal como consecuencia de los impedimentos que le acarrea la enfermedad. Lo más normal es que el sujeto pida ayuda, aunque esto no siempre es así. La enfermedad mental debe ocasionar, además, una falta de adaptación, es decir, unos desequilibrios en el entorno del individuo que afecten seriamente a nivel familiar, a su entorno laboral o a su entorno social. Otro de los constructos básicos es el de irracionalidad e incomprensibilidad. Consisten en conductas extrañas o difíciles de comprender para el observador acerca del individuo que padece de una enfermedad, como por ejemplo, en el caso de las alucinaciones o los delirios. Aunque parezca extraño otro de los criterios de la anormalidad es el malestar producido en el observador. Este criterio hace referencia al grado en que produce malestar o afecta de forma indirecta a quienes rodean al enfermo, por ejemplo en el caso de los familiares de enfermos esquizofrénicos. Y por último, la violación de los códigos ideales y morales. Cuando una conducta rompe esos códigos y/o la sociedad piensa que esa conducta rompe los valores de la misma, esa conducta es considerada como anormal.

 

Es importante especificar que cada uno de los criterios que hemos visto deben presentarse mayoritariamente para poder diagnosticar una patología. Dicho de otra forma, un sujeto que no se desenvuelve de forma satisfactoria en el ámbito laboral, pero que mantiene intactos el resto de los criterios, no padecería a priori de ninguna patología. O, siendo más precisos, el diagnóstico de una patología debe cumplir con varios de los criterios mencionados de forma simultánea.

 

Además, a la hora de estudiar y diagnosticar psicopatologías encontramos que existen una serie de factores en interacción entre sí, como son los factores sociales, culturales e interpersonales que predisponen o marcan una tendencia en la psicopatología y que se han de tener en cuenta a la hora de entender la patología mental, como ha sucedido con la pandemia mundial generada por la COVID-19.

Causalidad en psicopatología

 

La psicopatología clínica trata de entender los trastornos psicológicos para poder actuar sobre ellos a través del tratamiento más eficaz. Estudiar la etiología de los trastornos psicológicos requiere una visión amplia e integradora. Así, consideraremos que el mejor modelo explicativo es el que tiene en cuenta las causas biológicas, los aspectos psicológicos y las influencias socioculturales como formas complementarias de interpretar la psicopatología, cada una de ellas enfatizando en un aspecto. El problema clínico es multidimensional, por lo que requiere un enfoque multidisciplinar para poder explicarlo. 

 

El postulado básico de este modelo es que la salud y la enfermedad son el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos y sociales.

 

Una manera de organizar las causas bio-psico-sociales sería atendiendo a su influencia para predisponer a la persona a desarrollar trastornos mentales para precipitar el cuadro o para mantener la alteración una vez que ha comenzado. Así, se determinarían:

 

¿Cuál es la clasificación actual de los trastornos mentales?

 

Actualmente, el DSM-V establece una clasificación de los trastornos mentales incluyendo los criterios y códigos diagnósticos para cada trastorno. Se divide en tres secciones: conceptos básicos en el DSM 5, criterios y códigos dianósticos y medidas y modelos emergentes. La sección II incluye los siguientes trastornos:

 

  • Trastornos del neurodesarrollo
  • Espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos
  • Trastorno bipolar y trastornos relacionados
  • Trastornos depresivos
  • Trastornos de ansiedad
  • Trastorno obsesivo-compulsivo y trastornos relacionados
  • Trastornos relacionados con traumas y factores de estrés
  • Trastornos disociativos
  • Trastornos de síntomas somáticos y trastornos relacionados
  • Trastornos de la conducta alimentaria y de la ingesta de alimentos
  • Trastornos de la excreción
  • Trastornos del sueño-vigilia
  • Disfunciones sexuales
  • Disforia de género
  • Trastornos disruptivos, del control de los impulsos y de la conducta
  • Trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivos
  • Trastornos neurocognitivos
  • Trastornos de la personalidad
  • Trastornos parafílicos

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar