Conceptos en psicología

Habilidades terapéuticas

 

 

Las habilidades terapéuticas en psicología son aquellas habilidades requeridas para desarrollar la faceta clínica del terapeuta, persiguiendo conseguir datos relevantes en la evaluación clínica, manteniendo la motivación del paciente durante la terapia para afrontar los problemas y manejando las resistencias al cambio (dificultades, miedos, etc.) que surjan a lo largo de la terapia.

 

 

 

 

Podríamos resumir las habilidades terapéuticas en tres:

 

  • Las habilidades de relación, que son básicamente tres:
    • La empatía del terapeuta o su capacidad empática: sería la capacidad para comprender a la persona desde su propio marco de referencia (el del paciente, no el del terapeuta).
    • La genuinidad del terapeuta: hace referencia a la capacidad para actuar con naturalidad y mostrarse "como uno es", generando una atmósfera abierta y facilitativa. Implica una congruencia por parte del psicólogo, así como una espontaneidad que en ocasiones se acompaña con autorrevelaciones por parte del psicólogo.
    • La aceptación positiva del paciente: implica partir siempre del hecho de que el paciente, como persona que es merece un trato digno y respetuoso, adoptando una actitud no valorativa de los motivos del paciente o de sus acciones.

 

 

 

 

  • Las habilidades de escucha: que hacen referencia a las habilidades del psicólogo para escuchar al paciente y atender a sus demandas, así como a la capacidad para mostrar y devolver la información recibida al paciente (asegurándose por tanto de haber captado la información de forma clara y válida).
    • La clarificación consiste en aclarar mensajes vagos, confusos o palabras con doble significado para favorecer la precisión de lo que escuchamos del paciente y para favorecer la elaboración del mensaje por parte del paciente. 

    • La paráfrasis consiste en una repetición de las palabras y pensamientos principales del paciente o de la parte cognitiva del mensaje del paciente, que nos sirve para ayudar al paciente a centrarse en el contenido de su mensaje y para subrayar el contenido cuando la atención a los sentimientos es prematura o autodefensiva.
    • El reflejo es la repetición de la parte afectiva del mensaje del paciente. Empleamos el reflejo para animar al paciente a expresar sus sentimientos, para que el paciente experimente sus sentimientos con mayor intensidad, para ayudar al cliente a ser más consciente de los sentimientos que le dominan, ayudar al paciente a conocer y manejar sus sentimientos y ayudar al paciente a discriminar entre sus diferentes sentimientos con mayor precisión.
    • La síntesis es una integración de dos o más reflejos o paráfrasis. Se emplean para identificar patrones de conducta o aspectos consistentes que se repiten una y otra vez y con mucha intensidad. Los objetivos de la síntesis son: 1) proporcionar feedback al paciente como forma de extraer información ambigua, 2) identificar un tema o modelo común, 3) interrumpir la excesiva divagación/ambigüedad y 4) resumir el progreso.

 

 

  • Y las habilidades de acción: que serían aquellas habilidades del psicólogo para mostrar comprensión al paciente y a su vez ayudarle a ver la necesidad de cambio y acción desde un marco de vista más objetivo y terapéutico. Habitualmente estas habilidades suelen ser respuestas del psicólogo con un estilo más directivo y distinguimos fundamentalmente cuatro:
    • Los sondeos o pruebas.
    • La confrontación.
    • La interpretación.
    • Y la información.

 

Conceptos en psicología

¿Quieres aprender más sobre psicología? Accede al siguiente enlace...

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar