Conceptos en psicología

Autoestima

 

La autoestima hace referencia a la propia capacidad para establecer quiénes somos y fijar un valor por ello e incluye sentimientos de satisfacción con uno mismo, es decir, viene determinada por el establecimiento y definición de una identidad que es valorada por el propio individuo. Por lo tanto, se basa en una valoración subjetiva sobre quién es uno mismo (autoconcepto), cómo de eficaz se percibe a sí mismo (autoeficacia) y de qué modo se trata (autorrefuerzo).


El problema fundamental de la autoestima estriba en el juicio que hacemos sobre ella, es decir, se relaciona directamente con la forma en que nos (auto) criticamos, consentimos los errores, pedimos lo que deseamos y somos compasivos con nosotros mismos.


A su vez, dentro del autoconcepto, debemos tener en cuenta cómo influye en la autoestima la autoimagen. La imagen corporal se concibe además como parte del autoconcepto, que puede entenderse como el conjunto de percepciones o referencias que la persona tiene de sí misma, e incluye juicios acerca de comportamientos, habilidades o apariencia externa (Shavelson y Bolus, 1992).


Las investigaciones han mostrado una clara asociación entre la autoestima y los trastornos afectivos. De hecho, la autoestima es, al mismo tiempo, un síntoma de depresión y un factor de vulnerabilidad para el desarrollo de la misma. Por otra parte, si bien la baja autoestima se asocia a psicopatología, la alta autoestima es considerada un factor de protección frente a ella (Takakura y Sakihara, 2001; Calvo, González y Martorell, 2001).

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar