Cómo transmitir lo que no nos gusta a nuestra pareja

 

Con frecuencia, la figura del psicólogo se encuentra frente a una terapia de pareja en la que surgen dudas acerca de cómo abordar los conflictos. La pareja se ve desesperada y sin herramientas con que afrontar algunos de los problemas, y a menudo discuten en torno al problema (afrontamiento centrado en el problema y su definición) en lugar de buscar posibles soluciones (afrontamiento centrado en la negociación y las soluciones).

 

En la relación de pareja es fundamental que ambos miembros aprendan a transmitir y recibir las críticas y los sentimientos negativos de una forma que contribuya a la solución de los problemas más que a la generación de los mismos.

 

¿Qué debemos intentar evitar a la hora de transmitir lo que no nos gusta?

 

Una adecuada transmisión de estos sentimientos implica expresar de forma directa lo que sentimos,  tratando de evitar un estilo agresivo o sumiso y expresando los sentimientos lo antes posible evitando los extremos (la absoluta inmediatez - más aún si la emoción es intensa - o la ocultación perpetua). A esta sugerencia, podríamos añadir otras como:

 

  • Expresar de forma directa lo que sentimos, tratando de evitar "los rodeos", las justificaciones de lo que sentimos y de por qué lo sentimos o las ironías y sarcasmos (es decir, estilos pasivo-agresivos de comunicación).
  • Evitar la acusación a la persona (p.ej., "eres un vago"), dado que la reacción que a menudo genera en la persona 'acusada' es una actitud defensiva y nada constructiva.
  • Centrarnos en la acción (p.ej., "me gustaría que te responsabilizaras de esta tarea, en lugar de dejarla de lado") que pretendemos que cambie y nos genera un malestar.

 

¿Cómo podemos recibir los sentimientos negativos de nuestra pareja?

 

Si resulta importante que el interlocutor sepa transmitir los sentimientos negativos, no menos importante es que la otra persona (es decir, el receptor) sea capaz de recepcionar adecuadamente los sentimientos negativos. Para ello es importante que:

 

  • Escuches en silencio y con contacto visual.
  • Muestres una aceptación no verbal de la expresión del sentimiento, al margen está que estés o no de acuerdo, que podrás mostrar cuando tu pareja concluya su expresión de sentimientos (respetando su turno y favoreciendo la manifestación de dichos sentimientos).
  • Repitas ciertas frases que el emisor ha emitido (de esta forma le mostramos que estamos atendiendo y entendiendo lo que dice) durante su discurso.
  • Controles el sentimiento de inculpacion evitando confundir la crítica del hecho con la crítica hacia tu persona.
  • Expreses las propias emociones que te genera el recibir las emociones negativas o sentimientos que te traslada tu pareja.

 

El papel de la emoción y la intimidad

 

Es importante comprender dentro de una relación que nunca nos será agradable recibir un sentimiento negativo de nuestra pareja, pero que a la larga si incrementamos la probabilidad de que esa emoción no se reconvierta en un malestar cronificado, dando lugar a otros problemas.

 

Por otro lado, si queremos fomentar la confianza y la manifestación de los problemas (en lugar de su ocultación) por parte de nuestra pareja o de nosotros mismos, escuchar y ser escuchados es fundamental. Si lo analizamos, saber transmitir lo que no nos gusta y saber recibirlo ahorrará a la relación una gran cantidad de problemas, fruto del distanciamiento que genera la sensación de no poder mostrar a nuestra pareja un conflicto.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar