Recuerdos procesados y no procesados

 

 

Las reacciones que parecen irracionales frecuentemente son exactamente eso, pero que sean irracionales no quiere decir que no haya una razón para ellas. Significa que las respuestas vienen desde una parte de nuestro cerebro que no está gobernada por la mente racional. Las reacciones automáticas que controlan nuestras emociones vienen de las asociaciones neurales dentro de nuestras redes de memoria independientes de nuestra capacidad raciocinio.

 

 

 

 

Así por ejemplo, para una persona que sufrió hace años una violación el pasado sigue presente. Esta persona puede sentir de nuevo como si la experiencia se estuviese produciendo otra vez, pueden sentir lo que sintieron cuando una persona le recuerda en algún detalle dicho suceso (su mirada, su olor, su tono de voz, etc.).

 

 

 

 

Los recuerdos no procesados que contienen las emociones, sensaciones y creencias negativas son el blanco de la terapia EMDR. Por medio de la activación del sistema de procesamiento de la información del cerebro, los viejos recuerdos pueden llegar a integrares. Esto significa que lo que es útil se aprende, lo que no es útil se descarta y el recuerdo se almacena de manera que ya no resulta perjudicial ni genera las reacciones de malestar que llevaba aparejadas al recuerdo.

 

Los recuerdos no procesados son la base de la presencia de síntomas negativos, pueden causar que reaccionemos de forma desproporcionada o que actuemos de manera que hagamos daño a los que nos rodean o a nosotros mismos.

 

Por otro lado, sí  los recuerdos están procesados somos capaces de reaccionar del modo que mejor nos convenga a nosotros mismos y a nuestros seres queridos.

 

 

Continúa leyendo...

Accede a cualquiera de los dos enlaces para seguir leyendo más artículos

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Enrique Santos / 659827222 / info@psicologiaenriquesantos.es

Llamar

E-mail

Cómo llegar